Los leprosos del siglo

Cuenta la historia hace 2000 años atrás que los leprosos eran considerados impuros por causas religiosas, se los apartaba del pueblo, vivían en los márgenes de la sociedad. No eran tenidos en cuenta, no eran dignos de un cargo público, ni aptos para un puesto de trabajo. En la lista de pre selección ni siquiera existían. Ni pensar que los leprosos tuvieran un lugar en el cielo! La lepra era contagiosa,dolorosa, incurable y mortal, los leprosos eran considerados pecadores.

Los gays somos los leprosos de este siglo. Y cuando digo gay hablo de gays , lesbianas , travestis , transexuales , los mismos que somos llamados “putos, tortas, marimachos, afeminados, maricones , mariquitas, tragasables , trabas” todos somos uno. Condenados por la religión, señalados por la mayor parte de la sociedad, apedreados, condenados , asesinados por odio, víctimas de discriminación social y religiosa en manos del blanco, el negro, el cristiano, el rabino y musulmán, el padre, la madre, los hermanos, los hijos, el gordo el flaco , el pobre ,el rico, el dotado, el ignorante, el capitalero o el pueblerino… Es incluso ese odio un factor común que la mayoría de la humanidad preserva, el rechazo común que une a mayorías y minorías.

El gay es condenado por gay, aún cuando jamás ha decidido serlo.
El gay no puede ser tocado porque es enfermo, contagioso y mortal .
El gay no es digno de disfrutar del amor de una familia porque no es deseado entre los suyos.
El gay es considerado pecador, no es digno del cielo, ni de los hombres, ni de dios .
El gay merece la hoguera, la peste del SIDA, y las 7 plagas de Egipto , porque el gay es diabólico, poseído por un diablo y heredero del infierno.
El gay no debe ser feliz por ser quien es, debe estar preso y no ejercer derechos porque no merece tenerlos.
El gay es un monstruo abominable que degenera la bendita sociedad.
El gay merece morir y vivir solo, y solo el que accede a curar su inclinación, merece ser tratado como el resto.

Cientos de años el mundo entero ha profesado esto con hechos , es parte del legado que han dejado al mundo entero, los que hablan en nombre de la humanidad , los que hablan en nombre de dios, y los que hablan en nombre del amor.

Son mayoría, y deciden serlo. ¿Estás entre ellos?

Puedes ser parte de esa mayoría, o puedes ser parte de una minoría que como Cristo, decidió mostrar su amor con hechos. Cuando la religión se lo prohibía, Jesús tocó al enfermo desafiando al mundo entero. Cuando la ley y la religión condenaba a aquellos, El Cristo vino e incluyó a todos estableciendo un nuevo Reino, donde el regalo del cielo no depende de los méritos.

Las minorías han sido tratadas como monstruos , hagamos que los verdaderos actos monstruosos dejen de ser mayoría.

Quién es tu leproso hoy en día? Todos tenemos un leproso a quien no podemos aceptar.

A quién temes tocar? A quién no puedes aceptar por tus interpretaciones religiosas?

A quién no puedes ver como lo ve Dios? Quién es aquel que Dios ha puesto en tu vida para hacerte una mejor persona?

Todos tenemos un leproso al que aprender a tocar sin miedo. Todos tenemos un leproso al que debemos aceptar sin recelos.Todos tenemos un leproso a quien aprender a amar sin miedos y de manera incondicional, como dice y hace Dios.

“Un héroe no tiene que vencer. Un héroe no tiene que ser grandioso. Un héroe puede ser una persona normal capaz de sobrepasar eventos extraordinarios con gracia y dignidad.” Soraya

VaneMoran.
Derechos Reservados©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s