De oveja a Nación

A diferencia de lo que creemos las ovejas son criaturas inteligentes y tienen más capacidad de lo que la gente está dispuesta a atribuirles; dulces y sensibles, emocionalmente complejas y muy inteligentes.

A las ovejas les encanta que las acaricien; no olvidan fácilmente, lo que hace que puedan recordar y revivir una situación traumática durante mucho tiempo. Expresan emociones de manera visible, son muy sociales y establecen fuertes lazos emocionales con sus familias o grupos sociales.*

De manera figurativa así nos ve Dios y Él se define en una de sus parábolas como “El buen pastor”, el buen pastor que dio su vida por sus ovejas, las que oyen su voz y le siguen.

Jesucristo se refiere a su pueblo como ovejas, y le encarga a Pedro que las apaciente, es decir, que las lleve hacia el pasto para que se alimenten, y al río para calmar su sed.
Él es el buen Pastor, es el Pan de vida, y es el agua de vida. Él es lo único que realmente necesitamos.

El buen pastor murió por afirmar nuestro poder de decisión, Eso significa que confió plenamente en nuestra inteligencia y capacidad y de esta manera, Dios nos asegura que tenemos la virtud necesaria para no seguir ciegamente; para que una vez en el rebaño, dejemos de ser ovejas y comencemos a ser Iglesia, a ser la novia. Fe ciega no es algo que Dios nos propone y cuestionar lo que hemos aprendido es muchas veces, darnos la oportunidad de conocer a Dios como Él es.

Hijos, La novia, la Iglesia, Pueblo adquirido por Dios, Nación Santa; es así como Dios nos define en toda la Biblia y solo en los evangelios se refiere a su pueblo como ovejas y existen algunas referencias en las cartas de Pedro o Pablo. Un pueblo que representa la unión de sus hijos, La Iglesia, que representa la unidad espiritual, y la Novia, que representa la libre aceptación de una eternidad con Dios.

Pero la novia de Cristo aún es tratada como oveja, y continúa siendo arreada; oye la voz de los pastores a quienes se somete y no cuestiona sus razones. Simplemente los sigue.

Teme no estar de acuerdo, teme aprender a pensar por sí misma. Teme dejar de ser oveja e incluso es intimidada a someterse a la autoridad sin cuestionar. Por esta razón, la novia aún no está lista, la novia todavía no es libre porque es presa del temor y falta de propia decisión.

Pero bodas del cordero de Dios solo llegarán cuando la novia esté lista. Y eso sucederá cuando sea verdaderamente libre por medio del Espíritu de Dios. Como el temor no es de Dios, el amor de Dios echará afuera cualquier temor.

Por eso te animo a reflexionar ¿En quién estas creyendo? ¿En Dios, o en lo que te enseñaron que es Dios? ¿Estas creyéndole a Dios, o estas creyéndole a quien te dice que conoce a Dios?
Como líder o pastor, ¿estas enseñando que su pueblo descubra a Dios, o estas arreando a su pueblo como ovejas hacia quien crees que es Dios?

Te desafío a que te deshagas de todo lo que te han enseñado, de todas esas estructuras de pensamiento acerca de cómo es o debe ser Dios, y comiences a descubrirlo por ti mismo. Porque el conocimiento: ¿sirve sin entendimiento? ¿Qué es el saber sin el entender? ¿Y de qué sirve una cosa sin la otra? Si el comprender es una exacta conjunción entre el entender y el aceptar. De aquí, que saber, entender y comprender portan contenidos diferentes, pero los tres son un todo, una trilogía perfecta, y separadas no son más que vanidad humana.

Ten en cuenta que La cantidad de dogmas cristianos y las más de 500 religiones diferentes en torno al cristianismo, indican la incapacidad del hombre de entender completamente a Dios.
Recuerda también que el mayor opositor de Jesucristo fue la religión y acercarse al pensamiento de Dios es en algunos casos alejarse del pensamiento de lo que hoy es el organismo Iglesia.

Despójate de ese viejo pensamiento, de ese viejo hombre, y renueva tu mente mediante la transformación que viene por medio del mismo Dios.
Porque cuando dejes de escuchar al hombre, comenzaras a reconocer la voz de Dios.

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2-.NTV (Nueva Traducción Viviente).

Autor: VaneMorán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s