Parábola del religioso y el pecador en tiempos modernos (San Lucas 18:9-14)

“A aquellos que se creían justos por sus sí mismos y despreciaban a los demás, Jesús les dedicó esta enseñanza:

Dos personas entraron en una Iglesia a hablar con Dios, uno era un religioso destacado de la Iglesia, el otro un homosexual que estaba de paso.

El religioso comenzó a orar consigo mismo, diciendo:

_“Gracias Señor, porque ya no soy pecador ni hago apología del pecado ni tergiverso tu palabra para seguir pecando, gracias porque ahora soy un siervo santo y apartado del mundo, consagrado para cumplir tu santa voluntad y mostrar al mundo su pecado.”

El homosexual, alejado del religioso, alzó su corazón al cielo diciendo:

_“Ten misericordia de mí Señor, reconozco ser un pecador, te necesito viviendo en mí. Ves mi corazón y ves mi condición, necesito de tu amor.”

En verdad les digo, que el homosexual fue justificado antes que el que se creyó santo.”

Luc 18:14 “Les digo que éste, y no aquél, volvió a su casa justificado ante Dios.

Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”

VaneMorán.
Derechos Reservados 2015©.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s