Néctar amargo

¿En que se transformaron las palabras dulces?
ya no trabajan las abejas en su labor diaria
de cubrir su panal del néctar diario que solían recolectar.

Su trabajo del día a día hoy florece las espinas.
La primavera se ha secado y las flores marchitado
con el invierno de su corazón.

¿Por qué ha dejado que la tierra seque y su
fertilidad marchita nos deje sin los más dulces productos
que nacían del amor, y que ahora se entretelan con espinas de traición?

¿ Es que la vida nos dio poco o lo que nos dio no alcanza,
o deseamos más de aquello que nos debía tocar?

Porque la vida es incierta y no sabe lo que depara
y vivimos nuestros sueños como una necesidad extraña.

Y deseamos lo que buscamos y descuidamos lo que tenemos
porque dejamos de verlo con nuestros ojos sinceros.

y vivimos en un mundo que no es propio,es ajeno,
porque aunque todo tenemos no lo vemos como nuestro.

Deseamos en realidad lo que tenemos sin saberlo,
y el día que abrimos los ojos, resulta que ya esta lejos.

VaneMorán.
Derechos Reservados 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s